Obras

Templo de la construcción, 1993Madera, acero, óxido, naranja industrial11' × 14' × 12'

Reutilización del vocabulario industrial con la herencia de los templos antiguos = recordatorio de la semejanza de la arquitectura industrial, como las fábricas, con los templos, donde los humanos adoraban a los dioses. También lo eran los dioses de las máquinas en las fábricas. El espectador entra en el templo —por fuera, ruff e industrial— y por dentro, tratado en colores naranjas industriales, en referencia a las señales de peligro en las zonas de construcción, así como al color espiritual de algunas filosofías orientales. A nivel del suelo, una placa de acero, oxidada, crea un ciclo completo del tono naranja.

Exposición

23 de mayo – 1 de agosto de 1993 50 Nueva York 93