Obras

Percibiendo el espacio, 1986Laca acrílica automotriz sobre acero corrugado50' × 100'

El mural “Percibiendo el Espacio” es un regalo visual. Se trata de la emoción de ser consciente de uno mismo en el espacio físico. Siempre creí que esta era la maravilla en la que jugaba la escultura.

La imagen fue dibujada en el sitio mirando la pared en blanco. Enrico preguntó: "¿Con qué quieres imprimar la pared?" Dije: “Píntalo de plata”, y en ese momento se abrieron para mí nuevas implicaciones espaciales y metafísicas. Todas las pinturas y grabados que hice en 1987 surgieron de este mural. Se convirtió en un talismán universal de energía positiva, una simple verdad que acepté sobre la experiencia edificante de las relaciones espaciales.

Visualice dos andamios de 50 pies con seis bolas de energía humana subiendo y bajando con pinceles y latas de pintura. Así colaboraron las personas que ayudaron a pintar el muro. Fue un privilegio experimentar la humanidad de la creación de murales. El éxito visual fue provocado por un intercambio colectivo de una idea terrenal en un intento de transmitir la sensación de infinitud. parque.

Después de Shock Ding Dongs, 1987

Exposiciones

26 de octubre – 27 de octubre de 1987 De fuera hacia dentro
28 de septiembre de 1986 – 31 de marzo de 1987 Exposición inaugural