Obras

Banco de piedra, 1995Azulejo de granito12' × 5' × 3'

Durante los últimos once años hemos explorado en colaboración la superficie y el volumen de varias maneras; desde instalaciones bidimensionales en paredes y pisos hasta esculturas abstractas tridimensionales. Nuestro nuevo trabajo explora el impacto de formas y materiales familiares combinados de formas aparentemente inapropiadas. El resultado es una masa escultórica fresca con una superficie de piedra contundente, que al mismo tiempo es un gran sofá antropomórfico abultado. El nuevo trabajo es desorientador a la vista. Es a la vez hilarante y formal, conceptual y real, suave y duro, portátil e inmutable, austero y acogedor, utilitario y elegante.

Para el espectador, esta vista es desorientadora, contradictoria; una colisión de lo que es y lo que claramente no debería ser, causando sorpresa e incredulidad, diversión y fascinación: parece imposible ver el objeto sin necesidad de sentirlo y sentarse sobre él. Anímica, inmediata y audaz, la atracción precede al análisis. Confiamos en que este trabajo proporcione una invitación instantánea para reexaminar los supuestos.

Exposición

21 de mayo de 1995 – 31 de marzo de 1996 Surgir