Obras

Hombre que cae, 1995Acero, fibra de vidrio, neón6' × 4.5' × 1'

Hombre cayendo es parte de una serie de obras que utilizan moldes corporales negativos para generar imágenes positivas. Al iluminar el yeso negativo con tubos de neón, ocultos a la vista, el contenedor abierto se inunda de luz y se convierte visualmente en una forma positiva. El espectador, dependiendo de su orientación, puede hacer que la imagen vuele de un lado a otro entre la forma positiva alucinatoria y la forma negativa concreta.

Estas series de obras de arte están esculpidas, figuras espectrales de luz que existen en algún lugar entre positivo y negativo, duro y suave, claro y oscuro, como si la imagen fuera un negativo fotográfico del objeto mismo. Mediante esta técnica de iluminación de moldes corporales, es posible volver a posar la escultura tradicional. También nos permite reexaminar cómo se crean las figuras en imagen especular, de adentro hacia afuera. Además, se utilizan poses no tradicionales para generar imágenes poderosas, aunque ilusorias. Por ejemplo, al ver la escultura Falling Man, es difícil determinar si la figura se acerca o se aleja.

Exposición

21 de mayo de 1995 – 31 de marzo de 1996 Surgir