Obras

No se acaba hasta que se acaba, 2004Técnicas mixtas14' × 24' de diámetro

No se acaba hasta que se acaba es un carrusel con una silla solitaria que reemplaza a la colorida manada de caballos que normalmente pueblan estos festivos juegos de carnaval. Olivier ha creado una interpretación reflexiva de una experiencia infantil, invitando a una interacción tranquila, contemplativa y singular con una instalación onírica cuidadosamente construida. Se invita al espectador a subir, tomar asiento y observar pacientemente su vista cambiante mientras gira lentamente en el sentido de las agujas del reloj alrededor de un punto central.

<PREVIOUS | SIGUIENTE>

Exposición