Obras

El corredor, 1989Neón, vidrio, electricidad6' × 3' × 30'

Cuatro figuras de neón parpadean secuencialmente en un lienzo oscuro de noche urbana. La mente está convencida de que hay movimiento.
La tecnología de principios de siglo multiplica y divide la energía eléctrica de la naturaleza para crear una breve caricatura de luz.
La combinación de cambios aleatorios y rítmicos es el resultado de un interruptor de encendido/apagado que actúa regularmente sobre la inercia de un dispositivo de distribución de energía.
Gracias a Michael Post por su ayuda en la instalación.

Exposiciones

7 de mayo de 1989 – 11 de marzo de 1990 Ciudad de las esculturas